PARAFILIAS

Exhibicionismo, Fetichismo, Masoquismo, etc. Seguro que alguna vez habéis escuchado alguna de estas palabras, pero ¿qué son? Hacen referencia a Parafilias, trastornos de la inclinación sexual o desviaciones sexuales en las que la persona se excita ante objetos y situaciones de carácter no normativo. La línea que separa una conducta sexual normal de otra que no lo es resulta bastante fina. Para considerar una conducta sexual como inapropiada, tenemos que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Impide que la persona tenga relaciones sexuales satisfactorias que no impliquen dicha conducta.
  2. Entraña un peligro para la propia persona o para los demás.

Las parafilias se caracterizan por la presencia de fantasías sexuales y necesidades que implican objetos, sufrimiento o humillación propia o de la pareja y a menores o personas que no consienten. Para hablar de trastornos parafílicos es necesario que la persona haya actuado en la dirección de sus deseos o fantasías sexuales y que además se genere un malestar significativo así como una interferencia en la vida normal de la persona.

Para conocer algunas parafilias, te invito a seguir leyendo.

EXHIBICIONISMO

La persona obtiene excitación sexual a raíz de la exposición de sus genitales a una o varias personas que no se lo esperan, por ejemplo en lugares públicos. Es común que la persona se masturbe durante o tras la situación, resultando este hecho reforzante para la persona y manteniendo dicha conducta. En el exhibicionismo no hay una intención de llevar a cabo actividad sexual con las otras personas.

FETICHISMO

La persona obtiene excitación sexual a través del uso de objetos que no están destinados a la proporción de placer o a través de ciertas partes del cuerpo (parcialismo). En ausencia de dicha preferencia la persona perderá su excitación. Algunos ejemplos de fetichismo son el Retifismo (zapatos), la Tricofilia (pelo) o la Dacrifilia (llanto).

FROTTEURISMO

La excitación sexual se obtiene mediante el tocamiento o roce contra el cuerpo de otra persona sin el consentimiento de esta, por ejemplo en aglomeraciones. Es común la masturbación ante el recuerdo de la situación. Al igual que ocurría en el exhibicionismo, la persona no tiene intención de mantener relaciones sexuales con la otra parte.

MASOQUISMO

La persona obtiene la excitación sexual cuando es humillada, golpeada, atada y sometida a sufrimiento. Prácticas dentro del masoquismo son la Asfixiofilia, donde se busca la excitación por medio de la privación de aire; y la Electrofilia, a través de choques eléctricos.

SADISMO

Aquí, a diferencia del masoquismo, la excitación sexual se obtiene al producir un daño físico o psicológico a la otra persona. Ejemplos de sadismo son la Hipoxifilia, que consistiría en la privación de oxígeno; y la Belonefilia, por medio de agujas.

VOYEURISMO

La persona se excita sexualmente mediante la observación oculta de otras personas que se encuentran desnudas, desnudándose o manteniendo relaciones sexuales. Al igual que sucede en el exhibicionismo y frotteurismo no hay intención de realizar el acto sexual con las otras personas.

OTRAS

  • Paidofilia o Pedofilia: actividad sexual con menores.
  • Zoofilia: excitación o actividad sexual con animales.
  • Coprofilia: excitación sexual por medio de la manipulación de excrementos.
  • Clismafilia: excitación sexual por medio de enemas.
  • Urofilia: exicitación sexual a través de la orina, como por ejemplo su sonido.
  • Arterofilia: excitación sexual generada por las venas marcadas.

REFERENCIAS

Munilla, E. (2016) Clínica II. Madrid: Estrella Munilla (Academia PIR).

American Psychiatric Association (APA): Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM 5 (2014). Editorial médica Panamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *