¿COMO TRABAJO?

La metodología de trabajo se desarrolla de forma online. Está adaptada a cada persona de manera particular, lo que hace que el número de sesiones varíe de un caso a otro.

A continuación se desglosa la estructura del trabajo que llevo a cabo:

EVALUACIÓN

Ésta fase comienza desde el primer contacto telefónico, en el cual se solicitará a la persona que comente brevemente el motivo de la consulta y en el que se establecerá una fecha para la primera cita.

En la primera sesión, nos centramos en el grueso de la evaluación. Se realizará una entrevista con la finalidad de conocer a la persona y el contexto en el que ésta se desenvuelve. Se explorarán diversas áreas de su vida y el problema por el cuál acude a consulta. A parte de la entrevista, pueden utilizarse otros medios de evaluación como pueden ser cuestionarios y autorregistros, todo ello con el objetivo de profundizar lo máximo posible en el problema que presenta la persona.

Tras la evaluación, llevamos a cabo una formulación del caso y un análisis funcional. En dicho análisis se expondrá al paciente cuáles son las características del problema que presenta, sus síntomas, cómo y cuándo se inició, y qué es aquello que lo está manteniendo.

La fase de evaluación sienta las bases para la intervención posterior.

TRATAMIENTO

El tratamiento y los objetivos del mismo se va a establecer en colaboración con la persona.

En Psicología Teramar se apuesta por la integración de tratamientos, no siguiendo un único paradigma, ya que algunos problemas se benifician más de un tipo de tratamiento que de otro.

Así pues, se emplea la Terapia Cognitivo-Conductual, la Terapia de Activación Conductual para la Depresión, y metodología de la Terapia de Aceptación y Compromiso.

¿Cuántas sesiones se llevan a cabo? El número de sesiones es muy flexible y depende de cada caso en particular. Independientemente, cuando terapeuta y paciente consideren que se van cumpliendo los objetivos establecidos en el tratamiento, se llevará a cabo una sesión de re-evaulación para contemplar la finalización del mismo.

SEGUIMIENTO

Una vez finalizado el tratamiento, se programan sesiones de seguimiento para ver cómo evoluciona la persona. Dichas sesiones se van a establecer de manera puntual cada 3, 6, 12 y 18 meses.